(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

Si en 2016 alguien te hubiera dicho que podrías comprar libremente productos con CBD, ¿lo creerías?.

2021 ha sido un año muy para la industria de cannabis mexicana, este año se presentaron diversas acciones por parte del gobierno para permitir el acceso a productos farmacéuticos derivados de cannabis y considerar anticonstitucional la persecución a los usuarios de cannabis con fines recreativos.

El viaje para lograr estos avances ha sido muy complicado y empezó hace décadas, sin embargo, en la historia reciente, HempMeds ha jugado un papel importante en la búsqueda del acceso para productos derivados de cannabis, ya sea desde los amparos obtenidos en 2015 para permitir que Grace Elizalde tuviera acceso legal a un producto con altas concentraciones de cannabidiol (CBD), un aceite que con el paso de los años ha demostrado su eficacia para mejorar drásticamente su calidad de vida. El viaje para lograr el acceso a productos derivados de cannabis también incluye a los primeros permisos que otorgó la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios en 2016 para que Alina y María Paula pudieran tener acceso al primer producto de CBD que se pudo adquirir legalmente en nuestro país, ese producto era Real Scientific Hemp Oil (RSHO-X), el primer aceite desarrollado por HempMeds con altas concentraciones de CBD y sin THC.

HempMeds es considerada como una empresa de primeros logros, fuimos los primeros en desarrollar protocolos de seguridad y eficacia para que cada uno de nuestros productos hechos con cáñamo industrial tuvieran los más altos estándares de calidad. Hoy en día, esos procesos son considerados como un referencia para la industria de cannabis a nivel global. También fuimos los primeros en obtener autorizaciones por las autoridades en diversos países como Brasil, y el caso Mexicano es muy interesante, porque ya en 2016 la COFEPRIS autorizó que los pacientes mexicanos pudieran acceder a una gama limitada de nuestros productos, los cuales habían sido creados sin THC para cumplir con la regulación mexicana.

Durante estos cinco años, HempMeds ha estado presente en la evolución de la industria mexicana de cannabis, trabajando con profesionales de la salud para derribar el tabú que existe hacia los productos con CBD y ofreciendo información científica sobre las ventajas que tiene el CBD, también fuimos los primeros en apoyar a investigadores mexicanos para realizar investigación clínica sobre la seguridad y eficacia que tiene el CBD como coadyuvante en el tratamiento de epilepsia refractaria, poniendo a México como punta de lanza en investigaciones de este tipo en América Latina.

“Cualquiera puede decir que son los primeros o los únicos en una industria como esta, sin embargo, para nosotros es un orgullo afirmar que fuimos pioneros en México, en 2017 contábamos con nuestra primera oficina en el territorio nacional y habíamos creado el primer programa de apoyo a pacientes que deseaban acceder a productos derivados de cannabis”, afirmó Raúl Elizalde, CEO de HempMeds.

El viaje para lograr que todos los mexicanos tengan acceso a productos derivados de cannabis empezó hace casi una década y son pocos lo que pueden asegurar que se mantienen vigentes en esta industria. Hoy, México es uno de los mercados con mayores expectativas para toda la industria de cannabis, y es un país que pronto podrá volverse uno de los líderes en producción de productos derivados de cannabis, y para alcanzar ese liderazgo global, debemos hacer frente a nuevos retos como cumplir con las regulaciones internacionales y asegurar que ofrecemos productos de alta calidad para todos los usuarios. Además, las autoridades y los empresarios debemos desarrollar mecanismos que permitan el crecimiento de la industria, tal como lo hicimos nosotros una década atrás, cuando creamos los primeros estándares de calidad, que hora son directrices internacionales de calidad, seguridad y eficacia.