(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

Los cannabinoides son sustancias químicas que se conectan con los receptores cannabinoides del cuerpo y del cerebro. A su vez desencadenan efectos parecidos a los producidos por la planta Cannabis sativa L. independientemente de su origen o estructura.

Interactúan con el sistema endocannabinoide (SEC). Un sistema presente en todos los mamíferos, reptiles y peces.  Este sistema es muy complejo, los científicos siguen tratando de entender cómo funciona. Hasta ahora, se ha descubierto que el SEC desempeña un papel en la regulación hormonal, el estado de ánimo, el apetito, el sueño, la memoria, la función reproductiva y mucho más.

Los cannabinoides e encuentran naturalmente en las semillas, tallos y flores de la planta de cannabis. Los científicos han identificado hasta ahora más de 113 cannabinoides.

¿Cómo se dividen los cannabinoides?

Te sigues preguntando: ¿Qué son los cannabinoides? Entendemos por cannabinoide a la sustancia que cumple con alguna de las siguientes características, dividida en tres categorías:

Los Fitocannabinoides son compuestos terpenofenólicos, fueron descubiertos en la década de 1940; cuando el CBD y CBN fueron identificados. El THC fue identificado por primera vez en 1964 por el profesor Raphael Mechoulam. El renombrado profesor israelí Raphael Mechoulam, ha estudiado durante casi 7 décadas al cannabis y a los cannabinoides, por lo que es considerado «El padre de la investigación del cannabis». 

Debido al parecido molecular y la facilidad de la conversión sintética, en un principio se pensó que el CBD era un precursor natural del THC. Sin embargo, hoy en día se sabe que el CBD y el THC son producidos de manera independiente en la planta del cannabis y que tienen un carácter antagónico. 

Los endocannabinoides activan a los receptores  cannabinoides del cuerpo para modular procesos fisiológicos básicos para el buen funcionamiento del cuerpo. Los fitocannabinoides tienen capacidad de activar receptores como el sueño, el apetito, el dolor, la inflamación y las señales nerviosas.

Por último, tenemos a los cannabinoides sintéticos. Algunos son réplicas de los fitocannabinoides y se utilizan como medicamento y algunos otros para uso en investigación. Hay que tener especial cuidado en no consumirlos en productos psicoactivos adulterados porque pueden tener efectos negativos irreversibles en el sistema nervioso. Estos no son aptos para el consumo humano a diferencia del CBD.

5 principales cannabinoides de la planta de cáñamo:

1. Cannabidiol (CBD)

El cannabinoide más abundante que se encuentra en el cáñamo es el cannabidiol (CBD), un compuesto no psicoactivo muy buscado en los últimos años. Fue descubierto en 1963 y desde entonces se han hecho miles de estudios sobre este compuesto único.

2. Ácido cannabidiólico (CBDa)

El ácido cannabidiólico es un cannabinoide no psicoactivo que solo se encuentra en las plantas de cáñamo sin procesar o en extracto de cannabis en bruto que no se ha descarboxilado ni calentado. Aislado por primera vez en 1955, el ácido cannabidiólico se considera el precursor de cannabidiol porque una vez que el cannabinoide se expone al calor, a la luz y hasta al aire, se descarboxila en cannabidiol.

3. Cannabinol (CBN)

A diferencia de las otras moléculas, el Cannabinol (CBN) no se desarrolla a partir del ácido cannabigerólico (CBNA).  Por lo que tiene una relación específica con el THC.

Además de ser un agonista parcial de los dos principales receptores cannabinoides, se ha demostrado que este componente inhibe la activación de la adenilato ciclasa. Esta enzima cataliza la enzima ATP, de vital importancia para transportar energía, y la convierte en adenosín monofosfato cíclico (cAMP), otra importante enzima de señalización, y en pirofosfato.

El cannabinol también afecta al receptor TRPV2, que actúa como agonista. La activación del receptor TRPV2 provoca una liberación de la proteína CGRP, un neurotransmisor que juega un papel esencial en la nocicepción. De esta manera, la ingestión de CBN provoca respuestas analgésicas del sistema endocannabinoide.

 4. Cannabicromeno (CBC)

Uno de los cannabinoides menos conocidos que se encuentra en el cáñamo, es el cannabicromeno que se descubrió inicialmente en 1966 y aún no se ha estudiado a detalle. Se sabe que no es psicoactivo y, en algunas variedades de cáñamo, es el segundo cannabinoide más frecuente, detrás del cannabidiol, y podría tener beneficios prometedores para humanos y animales por igual.

5. Cannabigerol (CBG)

Considerado el «cannabinoide madre», es un compuesto no psicoactivo descubierto en 1964 que sirve como la base a partir de la cual se producen otros cannabinoides. Todos los cannabinoides comienzan su vida como cannabigerol antes de convertirse en sus formas finales a través de varios procesos.

El CBG carece de afinidad con los receptores cannabinoides tradicionales: CB1 y CB2. Sin embargo, se une eficazmente a los receptores del «sistema endocannabinoide ampliado», incluyendo a los receptores vanilloides. Los cuales que forman parte de la señalización del sistema nervioso.

Está presente en concentraciones elevadas en las plantas de cannabis en floración. Su forma ácida es simplemente CBG con un grupo carboxilo adicional. A medida que crecen las plantas, las enzimas convierten el CBGA en THCA , CBDA, o CBCA.

Tras la cosecha, las plantas suelen secarse y procesarse. El calor o la luz ultra violeta descomponen a los cannabinoides ácidos en sus equivalentes no ácidos, como THC, CBD y CBC. Este fenómeno se denomina descarboxilación.

Se le ha ligado con el sistema nervioso, ya que se adhiere a los receptores vanilloides, al hacerlo, provoca una especie de calor.

Una vez que activa este receptor da lugar a un período de desensibilización. Hace que los receptores sean temporalmente incapaces de detectar la irritación. Se cree que el CBG actúa de la misma manera sin causar irritación. Lo que podría ejercer efectos calmantes parecidos, ya que se une al mismo receptor.

Aprenda más sobre el cáñamo

El cáñamo es una planta sustentable y versátil que se puede utilizar para producir una amplia gama de productos, incluidos el aceite de CBD.

Puede obtener más información sobre los cannabinoides presentes en el cáñamo en la página de la National Hemp Association.

Obtenga más información sobre nuestro cáñamo haciendo clic aquí.